Última actualización: 31 de Julio de 2018

Algas marinas

Riesgo bajo probable para la lactancia


Bastante seguro.
Riesgo leve o poco probable.
Lea el Comentario.

Las algas son tradicionalmente una fuente importante de alimento en varios países, en especial asiáticos. Su consumo se ha extendido a otras regiones del mundo.
Contienen aminoácidos, ácidos grasos insaturados, ácido docosahexaenoico (DHA), omega 3, mucílagos, vitaminas y abundantes minerales y elementos traza esenciales, entre los que se encuentra el yodo en cantidad muy variable pero importante en algunas de ellas (CE 2018, Romarís 2012, Kikuchi 2008, Moon 1999), tanto que su consumo excesivo puede dar síntomas de hipertiroidismo: ansiedad, insomnio, taquicardia, palpitaciones (Leung 2012, Picco 2006, Salas 2002).

El consumo de algas aumenta los niveles de yodo en plasma, orina y leche de la madre (Moon 1999, Kim 1998).
Se han publicado casos de hipotiroidismo en lactantes de madres del Este asiático que incluyen en su dieta cantidades importante de algas marinas muy ricas en yodo como la Undaria Pinnatifdia, la Laminaria japonica u otras (Hulse 2012, Emder 2011, Rhee 2011, Nishiyama 2004).

La ingesta máxima diaria de yodo no debe exceder en los adultos los 600 microgramos (μg) al día y los 200 μg/día en niños menores de 3 años, esto es 0,6 y 0,2 mg de yodo respectivamente (CE 2018)

Hay que tener en cuenta que la biodisponibilidad del yodo contenido en las algas es muy baja, es decir que el yodo total que llega a la circulación plasmática después de haber sido cocinadas, digeridas y metabolizadas en el hígado es mucho menos del contenido en el alga. Por ejemplo (Romarís 2012):
• Spirulina (Spirulina platensis), Agar-agar (de Gelidiumm sesquipedale), Canned seaweed (cocinado de Himanthalia elongata y Saccorhiza polyschides), Nori (Porphyra umbilicalis),
 Lechuga de mar (Ulva rigida)
 y Dulse (Palmaria palmada): 
contienen menos de 100 μg/g de yodo de los que menos de 6 μg/g son biodisponibles
• Espagueti de mar (Himanthalia elongata): 120 μg/g de yodo, biodisponibles 4 μg/g
• Wakame (Undaria pinnatifida): 300 μg/g, biodisponibles 9 μg/g
• Sargasso NIES 09: 525 μg/g, biodisponibles 23 μg/g
• Kombu (Laminaria ochroleuca): 6.000 μg/g, biodisponibles 1.000 μg/g

Es aconsejable informarse de la composición de cada alga en particular y evitarlas o hacer un consumo muy moderado si la cantidad de yodo es importante: alga Kombu en especial, Sargasso y, en general, los productos desecados de algas que contengan más de 20 mg de yodo por kilo (20 μg/g) de materia seca.

Las algas pueden contener también metales pesados como el arsénico (Lynch 2014, Farré 2009), cadmio, yodo, plomo y mercurio (CE 2018, Romarís 2012).

FAO y OMS han establecido una Ingesta Semanal Tolerable Provisional (PTWI) para el Arsénico inorgánico en 15 μg/kg peso corporal (Farré 2009).

La forma más tóxica del arsénico es el inorgánico. La mayor parte de algas contienen la forma orgánica, salvo el alga parda Hiziki o Hijiki (Sargassum fusiforme, Hizikia fusiformis) que contiene concentraciones elevadísimas de arsénico inorgánico (80.000 μg/Kg) y se ha recomendado no consumirlo (EFSA 2014, Farré 2009). El resto de algas contienen de media 270 μg/Kg siendo las de mayor contenido el Wakame (Undaria spp.) con 280 y el Kombu (Laminaria spp.) con 350 μg/Kg (EFSA 2014).

No obstante, el arsénico es ubicuo y está presente en el agua y todos los alimentos que consumimos en cantidades que varían: 2 μg/L del agua, 5 μg/Kg en tomate, patata o manzana, 100-150 μg/Kg en el arroz, algunos champiñones, moluscos y tomillo y 260 μg/Kg en el jengibre.
Es de señalar que muchos productos dietéticos etiquetados como suplementos nutricionales a base de minerales, polen, algas, fibra, etc. Contienen más de 1.000 μg/Kg de arsénico (EFSA 2014).

Conviene consumir algas de origen conocido y fiable, con etiquetado correcto y de empresas productoras que cumplan todos los requisitos de la legislación vigente, en concreto con las recomendaciones de la Comisión Europea (CE 2018) en cuanto a la concentración de yodo y metales pesados, con análisis periódicos transmitidos a la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) con regularidad.
No consumir cantidades por encima de las indicadas por el fabricante, que oscilan entre los 3 y 6 gramos diarios.

Los niveles de ácido docosahexaenoico (DHA) en leche materna aumentaron cuando las madres consumieron un suplemento nutricional de algas (Jensen 2000).

Aunque en algunas culturas se utiliza como galactogogo, no hay pruebas de su eficacia para aumentar la producción de leche. El mejor galactogogo es una lactancia a demanda frecuente y con técnica correcta en una madre que conserve su autoconfianza (Mannion 2012, Forinash 2012, ABM 2011).

Los tratamientos externos con algas, sea en forma de masajes o envolturas corporales sobre la piel, suponen una nula o muy escasa absorción sistémica y son compatibles con la lactancia.


Puede consultar abajo la información de estos productos relacionados:

Las recomendaciones de e-lactancia las realizan pediatras y farmacéuticas de APILAM y están basadas en publicaciones científicas recientes.
Estas recomendaciones no pretenden reemplazar la relación con su médico, sino complementarla.

Jose Maria Paricio, Founder & President of APILAM/e-Lactancia

Tu aportación es fundamental para que este servicio siga existiendo. Necesitamos la generosidad de personas como tú que creen en las bondades de la lactancia materna.

Gracias por ayudar a seguir salvando lactancias.

José María Paricio, creador de e-lactancia.

Otros nombres

Algas marinas también se conoce como


Algas marinas en otros idiomas o escrituras:

Grupo

Algas marinas pertenece a la siguiente familia o grupo:

Marcas comerciales

Principales marcas comerciales de diversos países que contienen Algas marinas en su composición:

Bibliografía

  1. Brodribb W. ABM Clinical Protocol #9: Use of Galactogogues in Initiating or Augmenting Maternal Milk Production, Second Revision 2018. Breastfeed Med. 2018 Resumen
  2. CE - Comisión europea. RECOMENDACIÓN (UE) 2018/464 DE LA COMISIÓN de 19 de marzo de 2018 relativa al control de metales y yodo en las algas marinas, las plantas halófilas y los productos a base de algas marinas. Diario oficial de la Unión Europea 2018 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  3. EC - The European Commission. COMMISSION RECOMMENDATION (EU) 2018/464 of 19 March 2018 on the monitoring of metals and iodine in seaweed, halophytes and products based on seaweed. Official Journal of the European Union 2018 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  4. Lynch HN, Greenberg GI, Pollock MC, Lewis AS. A comprehensive evaluation of inorganic arsenic in food and considerations for dietary intake analyses. Sci Total Environ. 2014 Resumen
  5. EFSA (European Food Safety Authority). Dietary exposure to inorganic arsenic in the European population. EFSA Journal. 2014 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  6. Forinash AB, Yancey AM, Barnes KN, Myles TD. The use of galactogogues in the breastfeeding mother. Ann Pharmacother. 2012 Resumen
  7. Hulse T. Transient neonatal hypothyroidism resulting from maternal ingestion of a traditional Korean seaweed soup. Horm Res Paediatr. 2012;78 (Suppl 1):127. Abstract P1-d3-405 Thyroid 1. 2012 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  8. Romarís-Hortas V, Bermejo-Barrera P, Moreda-Piñeiro J, Moreda-Piñeiro A. Speciation of the bio-available iodine and bromine forms in edible seaweed by high performance liquid chromatography hyphenated with inductively coupled plasma-mass spectrometry. Anal Chim Acta. 2012 Resumen
  9. Leung AM, Braverman LE. Iodine-induced thyroid dysfunction. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2012 Resumen
  10. Mannion C, Mansell D. Breastfeeding self-efficacy and the use of prescription medication: a pilot study. Obstet Gynecol Int. 2012 Resumen Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  11. ABM. Academy Of Breastfeeding Medicine Protocol Committee. ABM Clinical Protocol #9: Use of galactogogues in initiating or augmenting the rate of maternal milk secretion (First Revision January 2011). Breastfeed Med. 2011 Resumen Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  12. Rhee SS, Braverman LE, Pino S, He X, Pearce EN. High iodine content of Korean seaweed soup: a health risk for lactating women and their infants? Thyroid. 2011 Resumen
  13. Emder PJ, Jack MM. Iodine-induced neonatal hypothyroidism secondary to maternal seaweed consumption: a common practice in some Asian cultures to promote breast milk supply. J Paediatr Child Health. 2011 Resumen
  14. ABM. Comité de Protocolos de la Academia Médica de Lactancia Materna. ABM Protocolo Clínico #9: Uso de Galactogogos para Iniciar o aumentar la tasa de secreción de Leche Materna. Breastfeed Med. 2011 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  15. Chung HR, Shin CH, Yang SW, Choi CW, Kim BI. Subclinical hypothyroidism in Korean preterm infants associated with high levels of iodine in breast milk. J Clin Endocrinol Metab. 2009 Resumen Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  16. Farré Rovira R, Cacho Palomar JF, Cameán Fernández AM, Más Barón A, Delgado Cobos P. Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) relativo a la evaluación del riesgo asociado a la posible presencia de arsénico en algas desti- nadas al consumo humano. (Report of the Scientific Committee of the Spanish Agency for Food Safety and Nutrition (AESAN) related to the risk assessment associated to the possible presence of arsenic in algae intended to human consumption). Revista del comité científico AESAN, nº 10 2009 Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  17. Kikuchi Y, Takebayashi T, Sasaki S. [Iodine concentration in current Japanese foods and beverages]. Nihon Eiseigaku Zasshi. 2008 Resumen Texto completo (enlace a fuente original) Texto completo (en nuestros servidores)
  18. Picco G, de Dios-Romero A, Albanell N, Badia J. Ingestión habitual de algas e hipertiroidismo. [Regular intake of seaweed and hyperthyroidism]. Med Clin (Barc). 2006 Resumen
  19. Nishiyama S, Mikeda T, Okada T, Nakamura K, Kotani T, Hishinuma A. Transient hypothyroidism or persistent hyperthyrotropinemia in neonates born to mothers with excessive iodine intake. Thyroid. 2004 Resumen
  20. Salas Coronas J, Cruz Caparrós G, Laynez Bretones F, Díez García F. Hipertiroidismo inducido por consumo de algas marinas. [Hyperthyroidism secondary to kelp tablets ingestias]. Med Clin (Barc). 2002 Resumen
  21. Jensen CL, Maude M, Anderson RE, Heird WC. Effect of docosahexaenoic acid supplementation of lactating women on the fatty acid composition of breast milk lipids and maternal and infant plasma phospholipids. Am J Clin Nutr. 2000 Resumen
  22. Moon S, Kim J. Iodine content of human milk and dietary iodine intake of Korean lactating mothers. Int J Food Sci Nutr. 1999 Resumen
  23. Kim JY, Moon SJ, Kim KR, Sohn CY, Oh JJ. Dietary iodine intake and urinary iodine excretion in normal Korean adults. Yonsei Med J. 1998 Resumen

Visitas totales

25.203

Ayúdanos a mejorar esta ficha

Cómo citar esta ficha

¿Necesitas más información o no encontraste lo que buscabas?

   Escríbenos a elactancia.org@gmail.com

e-lactancia es un recurso recomendado por Academy of Breastfeeding Medicine de Estados Unidos

¿Quieres recomendar el uso de e-lactancia? Escríbenos al correo corporativo de APILAM